Resumen ejecutivo: Gobernanza para la remoción de dióxido de carbono a gran escala: ¿estamos preparados? – actualización

En 2018, el Informe especial sobre el calentamiento global de 1,5°C (IE de 1,5°C de IPCC) del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés) advirtió que los impactos del calentamiento con 2°C serían significativamente peores que con 1,5°C. Este informe del IPCC también encontró que todas las vías para alcanzar los 1,5°C con un exceso limitado o nulo, proyectan el uso de la Remoción de dióxido de carbono (RDC) en el orden de 100-1000 GtCO2 durante el siglo XXI.

¿Está la comunidad internacional preparada para la aplicación de las opciones de RDC a esta escala sin precedentes? ¿Se pueden gestionar los desafíos de sostenibilidad, los riesgos y las compensaciones inherentes a los esfuerzos de RDC a gran escala? ¿Qué herramientas de gobernanza se necesitarían para implantar las opciones de RDC en los niveles que el IPCC afirma que son necesarios? ¿Pueden las disposiciones del actual régimen de cambio climático respaldar la implementación a escala, o se necesitarán otras disposiciones e incentivos?

El presente informe tiene por objeto abordar estas cuestiones, reconociendo que en la actualidad es inevitable cierto grado de dependencia de las opciones de RDC para alcanzar el objetivo de temperatura a largo plazo del Acuerdo de París, como resultado directo de la demora de la comunidad internacional en la realización de la necesaria transición a una economía con bajas emisiones de carbono.

La conclusión principal es que, si bien ya se han implantado varias normas de presentación de informes y prácticas de contabilidad que se pueden aplicar directamente a la implementación de opciones de RDC, siguen existiendo muchas brechas de gobernanza.