Resumen de políticas: Gobernanza para la eliminación de dióxido de carbono a gran escala

La eliminación de dióxido de carbono (EDC), también conocida como emisiones negativas, tiene como objetivo abordar el principal factor del cambio climático eliminando el dióxido de carbono (CO2) de la atmósfera y garantizando su almacenamiento a largo plazo. Si se implementa a gran escala, la EDC podría reducir la velocidad del calentamiento global y ayudar a prevenir la acidificación de los océanos.

Eliminar el CO2 no es una idea nueva. La Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) siempre ha considerado la mitigación para incluir tanto la reducción como la eliminación de emisiones. Lo nuevo es la escala, la naturaleza y la urgencia de la EDC que ahora se está planteando, y lo que esto significa para su gobernanza efectiva.